jeudi, mai 11, 2006

Es cierto que...

mardi, mai 09, 2006

Maybe This Time

Recuerdo cuando tenía 12 o 13 años, inventé una extraña teoría. Cuando me gustaba un chico, creía, que por alguna fuerza extraña del universo ¿Tal vez llamada amor? A ese chico, también tenía que gustarle yo, aunque en un principio no me lo demostrara.

Sólo tenía que desearlo con todas mis fuerzas, y ocurría, ese chico se fijaba en mí, aunque fuera sólo durante unas horas... Años más tarde descubrí que a los chicos, nada les gustaba más que una lolita enamorada, pero eso no tenía nada que ver, con el amor, ni conmigo.

Qué no se asuste nadie, es un tema superado.

Me ha venido a la memoria porque con la escritura me pasó algo parecido. Pensé que a las personas a las que admiro, como escritores, por alguna fuerza extraña del universo (A esta sí que no sé que nombre ponerle) disfrutarían con mi novela.

Pero no fue así, Mi Costa Brava Querida, no les gustó.

Aunque a mí sí, todavía me sigue gustando, y eso si que no deja de sorprenderme.

Por eso he decidido, convertirla en una novela itinerante.

Pronto explicaré cómo.

vendredi, avril 21, 2006

En la pecera

Comienzo a escribir, y los peces se inquietan.

mercredi, février 08, 2006

Asalto

A veces siento, cuando no busco las palabras, que las palabras me buscan a mí.

lundi, février 06, 2006

Ecco il Domani

Me leo y tengo la sensación de que me repito en mis discursos,
Me repito en mis discursos,
Me repito en mis discursos,
Por ese y otros motivos, entonces pienso que no estoy a la altura.
No doy la talla.
No estoy a la altura.

Y sé que no es verdad,
Aunque en parte es cierto.
Sintiendo así, pensando así, creyéndome así.
No estoy a la altura de mí misma.

CAMBIO

lundi, janvier 09, 2006

Todo está en calma

Tenías razón, no está bien utilizar la escritura como terapia.
A primera vista parece un buen desahogo.
Pero lo cierto, es que uno acaba escribiendo pura mierda.
La que lleva dentro.

mercredi, décembre 28, 2005

Una lección importante

No escribas bajo el imperio de la emoción.
Déjala morir y evócala luego.
Si entonces eres capaz de revivirla tal cual fue,
has llegado en arte a la mitad del camino.


Horacio Quiroga

¿Seré capaz?