mercredi, décembre 28, 2005

Una lección importante

No escribas bajo el imperio de la emoción.
Déjala morir y evócala luego.
Si entonces eres capaz de revivirla tal cual fue,
has llegado en arte a la mitad del camino.


Horacio Quiroga

¿Seré capaz?